5 verdades sobre Londres

No todas son buenas ni todas son malas. Son simplemente 5 cosas que son un hecho en la capital inglesa y que deberías saber si querés mudarte o incluso pasar de visita.

Arranquemos con una aclaración: Londres es bellísima. Me encanta, y no me arrepiento ni un minuto de haber tomado la decisión de venir. Como toda ciudad, tiene sus cosas negativas, pero en mi caso, todo lo bonito y positivo de Londres opaca lo negativo. La elegiría una y mil veces. Pero eso sí, hay cosas que hay que saber.

Londres es cara

Sí, gente, Londres es carísima. De las más caras del mundo, de hecho.

Una habitación privada en una casa compartida con 3, 4 o 5 desconocidos en una zona medianamente cercana al centro nos puede costar, mínimo £650. Y diría que un poco más por algo decente.

Viajar en metro en hora pico ronda entre las £3 y £4.

Una pinta en un pub sale, mínimo, £5.50.

El entretenimiento es caro. Ir al cine, al teatro o a algún tipo de evento es algo que hay que pensarse dos veces. Lo mismo con salir a comer, podemos gastar unas 4 o 5 veces más de lo que gastaríamos en casa por comer en un restaurant.

Hacer las compras del supermercado, en cambio, es barato. Barato en relación a los sueldos, claro está.

Creo que en Londres uno paga por las cosas buenas que tiene la ciudad. Si querés aprovechar todas las ventajas que tiene la capital, tenés que pagar por ello. También es cierto que Londres es de los centros financieros más grandes del mundo. Y donde hay dinero hay gente dispuesta a pagar más, y donde hay gente dispuesta a pagar más hay precios elevados.

Nunca te explicaron tan bien la ley de oferta y demanda, ¿cierto?

PD: al ser tan cara, cuando vamos de vacaciones a otro lado todo resulta barato!

En Londres hay oportunidades

Oportunidades laborales, claro que sí, miles.

Lo cierto es que trabajo se consigue, al menos trabajos no calificados. No conozco a nadie que haya estado buscando trabajo de camarero, barista, bartender o atención al público durante más de dos semanas. No es el trabajo de los sueños, claro está, pero para ir tirando viene muy bien.

Suena a poco, pero por ejemplo, yo he estado en Buenos Aires buscando trabajo de, literalmente, lo que sea, y cuatro meses después seguía sin nada.

Y si nos vamos más allá de lo laboral, la ciudad también nos ofrece una gama de posibilidades difíciles de encontrar en otras partes del mundo.

Tenemos todo tipo de eventos internacionales, desde conciertos hasta partidos de fútbol. Hay vuelos a todas partes del mundo. Podemos conocer personas de muchísimos ámbitos. Tenemos la posibilidad de comenzar nuestro propio negocio, porque hay mercado para todo. Podemos estudiar en las mejores universidades del mundo…

Desde mi perspectiva, esta es la mejor faceta de Londres.

Londres es grande

En Londres, referirse al centro es lo mismo que referirse a la nada la misma. Tenemos que especificar a qué parte del centro nos referimos. ¿Estamos hablando de China Town, de Green Park, de Tottenham Court Road, de la City, the Borough?

Si bien todas esas locaciones están dentro de lo que se llama Zona 1, de una punta a la otra del centro podemos tener hasta 40 minutos de viaje en metro.

Si vivimos fuera del centro, y otro amigo vive también a las afueras, pero para otro lado, tenemos que salir hasta a veces con una hora de antelación. Es por esto en parte que hay que programar no la semana, sino a veces el mes con anticipación.

No se puede ir de acá para allá como así. Los planes espontáneos existen, sí, pero si no estás dispuesto a estar dos horas con el sólo fin de transportarte, hay que pensarlo dos veces.

Por eso siempre, un buen libro o podcast para los viajes.

En Londres se come bien (o al menos variado)

Pero la comida británica no es buena.

Bueno, sí, suena a contradictorio, pero permítanme explicar…

La comida típica de Inglaterra no es la mejor del mundo. Tiene sus cosas buenas, sí, su pescado con papas, sus pies o tartas y alguna que otra cosa de panadería que sí me compro de vez en cuando, pero no mucho más.

Pero al ser Londres una ciudad tan, tan, tan cosmopolita y tan turística, podemos encontrar comida de, literalmente, cualquier parte del mundo.

¿Argentina? Hay. ¿Árabe? Hay. ¿Colombiana? Hay. ¿Peruana? Hay. ¿Tailandesa? Hay. ¿Somalí? Hay. ¿Griega? Hay.

Hasta hay barrios donde se puede comer específicamente cierto tipo de comida, y también en esos barrios podemos encontrar mercaditos típicos con dueños de los países de la comida que venden.

Es verdad que tal vez la calidad no sea la mejor, porque ciertos productos requieren estar frescos, y al estar en una isla fría mucho no se puede hacer, pero que hay variedad sí que la hay.

En Londres no hay ingleses

Solamente la mitad de la población de Londres es originaria de la ciudad.

Londres es de las ciudades más multiculturales del mundo.

Ni bien llegué, me hospedé de un italiano. Luego compartí casa con un español, un marroquí y una belga. Luego me mudé con un colombiano, luego con un indio, luego compartí casa con italianos y brasileros. Hoy, el portero de mi edificio es portugués.

Viajando por metro, dos o tres de cada cinco personas hablan inglés, el resto habla algún otro idioma.

Al menos en el ámbito en el que nos movemos los recién llegados, nos encontramos con otros inmigrantes. Al principio, o por lo menos antes del Brexit, nosotros hacemos todos esos trabajos no calificados que son necesarios para poder dar los primeros pasos. Y ahí es donde nos encontramos entre nosotros.

La mezcla a veces se complica. Uno intenta juntarse con los de su tierra, y los ingleses que ya viven acá tienen sus grupos armados. No es imposible, claro, y siempre está bueno meterse en la cultura local, así que por más cómodo que te sientas, intentá salir de tu zona de confort y meterte en su mundo.

Y este aspecto cosmopolita de la ciudad es bueno por si alguna vez tenés un poco de extrañitis y querés juntarte con los tuyos, o si te gusta la cultura de un país tercero y querés buscar gente de ese país para que te muestre sus costumbres, o simplemente para admirar lo bonito que es que todos convivamos juntos en una misma metrópoli.

¿Qué otra característica propia creés que tiene Londres que todos tienen que saber?

2 comentarios en “5 verdades sobre Londres

  1. Buenisimo el posteo Nacho! otra cosa a tener en cuenta es que son súper amables, siempre te van a dar las instrucciones si pedís ayuda, y además ninguno piensa en Malvinas ni odia a los argentinos.. creo que sólo nos recuerdan como los que recibimos a los alemanes al terminar la guerra. Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s