Un mes de locos

El mes con más cambios en mi vida trajo consigo consecuencias sumamente positivas. Trabajo nuevo, mudanza, el dejar cosas atrás. Todo mientras siento que Londres me acapara cada vez más.

Creo que habría que reveer el concepto de locura. Porque podemos decir que fue un mes de locos, pero en realidad fue un mes de muchísimos cambios, cambios muy positivos. Así que de locura no tuvo nada, o locura de la buena, quizás…

En fin.

Nunca, literalmente nunca, tuve tantos cambios en un período de tiempo tan corto. Podemos decir que el mudarme a Londres fue un gran cambio, sí, como también lo fue elegir una carrera o empezar mi primer trabajo. Pero en cantidad y en calida de cambios, agosto de 2021 se lleva la medalla de oro.

Trabajo nuevo, casa nueva, adiós a proyectos.

Así escrito parece poco, pero vayamos paso a paso…

La decición de dejar cosas

En enero de 2021 renuncié a mi trabajo en el local comercial donde había estado por casi dos años. Lo hice porque, si bien en su momento estaba (y estoy) super agradecido de lo que fue mi primer trabajo en Londres y me permitió dar mis primeros pasos e insertarme a la sociedad y mundo laboral, no era lo que quería hacer toda mi vida. Y las cosas mejor cortarlas de raíz, y mejor cortarlas en Londres, donde el trabajo abunda.

Se venía una nueva cuarentena y pagaba poco alquiler porque vivía con un amigo, así que no tenía excusa para no dedicarme a mis proyectos. Mi canal de YouTube, mis fines de semana entrenando fútbol para niños y Patagonia Online, mi negocio de venta de productos argentinos en Reino Unido.

Así, con esa cara de loco, empezaba Patagonia Online

Fueron meses que disfruté mucho, que trabajé mucho y que crecí mucho. Pero que luego de seis meses, me di cuenta de que no podía hacer todo.

Imaginen un tanque de agua que distribuye su contenido a través de distintas mangueras. Si están todos los pasos abiertos, el agua sale con poca presión por cada una de ellas. En cambio, si cerramos algunas, el chorro será más potente. ¿O sea? El que mucho abarca poco aprieta, mejor hacer menos y mejor que más y medias.

De todas formas, estos meses me sirvieron para saber qué quería hacer. ¿Tengo ganas de seguir un negocio online? ¿Me gusta entrenar fútbol? ¿Hay energías para seguir con el canal por más que no le vaya bien? Todas las cosas me gustaban, pero había que decidir, y Youtube fue el elegido. Es mi marca personal, mi canal de expresión, lo de que alguna forma me empujó en estos dos años y medio en el extranjero. Y pase lo que pase, aunque baje la periodicidad o cambie el contenido, quiero que siga ahí.

Comienza la búsqueda de trabajo

A la caza laboral nos fuimos…

Debía ser algo de lo mío, algo por lo que valiera la pena dejar todo, o al menos casi todo. Apliqué por LinkedIn, Indeed y por páginas de empresas para las que me gustaría trabajar. Apunté al periodismo, la creación de contenido, la edición de video y el deporte. Estudié periodismo deportivo, he ahí el porqué.

Habré estado aplicando durante un mes, hasta que un día recibí un mail de una empresa llamada FootballCo. «We would like to invite you to an interview», que les gustaría invitarme a una entrevista. Sinceramente, me había olvidado que había aplicado.

El puesto era para creador de videos, y esa empresa crea contenido para, entre otras, Goal, una de las páginas de fútbol más grandes a nivel mundial. ¿Yo trabajar ahí? Parecía muy bueno para ser real.

Pasó la primera entrevista. Me llegó un mail diciendo que me invitaban a una segunda entrevista. Pasó la segunda entrevista. Me llamaron a los dos días. Me dijeron que quedaba para el puesto.

Trabajo desde casa, buen sueldo, contrato permanente. Me mandaron una MacBook.

«¿Puedo empeza en un mes?», les pregunté. «Sí, claro», me dijeron.

Me fui a Barcelona tres semanas a tomarme vacaciones previas y ya estaba listo para comenzar el trabajo que desencadenaría todos los otros cambios.

Fue todo demasiado fácil, demasiado bueno. Y no hay ningún «pero». Todo va sobre ruedas.

Pasas mucho tiempo delante del PC? Mira estos consejos para no perjudicar a  tu salud
Nunca había trabajado desde casa en relación de dependencia. Foto de Europa Press.

La décima mudanza en Londres

No sé si van 10 exactamente, pero sí me mudé MUCHAS veces. De hecho hice un podcast al respecto que seguro les va a gustar, pueden escucharlo acá.

¿Por qué me mudé? Primero y principal, porque podía.

Un sueldo fijo me permitía pagarme algo más cerca del centro y mejor, y sobre todo algo cómodo sabiendo que voy a tener que trabajar desde casa. No sólo por la «oficina» que me armé, sino también por le hecho de tener que pasar 24 horas en el mismo lugar. Si no es algo lindo, en poco tiempo se me van los cables.

Otra de las razones porque me mudé es porque la empresa está planeando abrir oficinas en el centro de Londres. No será obligatorio ir, pero sí me gustaría una o dos veces por semana. Por eso también decidí acercarme al corazón de la ciudad.

Mi amigo Andrés se mudó conmigo. Los seguidores de mi canal lo conocerán como el que le pone curry a las papas o revuelve el mate con la bombilla. Pero hice ojos ciegos a esas desgracias y decidí que vivamos juntos.

Pero le prohibí comprar curry.

Buscamos casas a más no poder. En Londres la vivienda es lo más caro, y las inmobiliarias sacan muy buenas fotos que luego son seguidas de decepciones en la realidad. Vimos casas por tres días, unas 10 en total. Hasta que una nos gustó e inmediatamente hicimos la oferta. Así funciona acá, si algo te gusta, hay que ofertar rápido. Al otro día puede desaparecer.

Los invito a seguirme en YouTube porque voy a subir un video explicando más en detalle los requisitos de alquiler, cómo hacer una oferta y también les voy a decir los precios.

Estamos por el oeste, cerca del área de Hammersmith. Es un barrio bonito, cerca del río, muy residencial y bien conectado.

Para la mudanza alquilamos una van. Primera vez que manejo algo más grande que un auto. Encima en Inglaterra…

Pero salió todo bien. Cargamos todo en la caja, descargamos en la casa nueva. Fuimos al Ikea al otro día, armamos todos los muebles y listo.

Tenemos casa nueva. Y estoy super, super, super contento.

Todo cargado en la van y listo para pilotear por Londres.

¿Cómo va todo hasta ahora?

Excelente.

Esta vez sí siento que me estoy asentando en Londres. Eso no quiere decir que me quede para siempre, no, pero sí que sé para dónde apunto. Y eso es muy importante.

Antes sabía que mi trabajo era temporal, sabía que en algún momento me iba a mudar, sabía que en algún momento iba a tener que dejar Patagonia Online, o el fútbol o mi canal de YouTube. Sólo era cuestión de tiempo.

Ahora en cambio sé que en esta casa y en este barrio me siento cómodo.

Ahora en cambio sé que este trabajo es algo que realmente me gusta y al que puedo apuntar a largo plazo.

Ahora hago menos, pero mejor.

Ahora tengo la mira direccionada y eso trae consigo una tranquilidad y una capacidad de mejora en tus tareas que de otra forma no existiría.

Ey, pero cuidado, todo ese camino que recorrí fue 100% necesario.

Yo tenía que saber qué cosa no me gustaba, yo necesitaba probar un poquito de todo para no quedarme con las ganas y para vivir en carne propia las cosas que no quería hacer. Así pude decidir mejor.

Experimentar es de las mejores cosas que uno puede hacer.

Sí las circunstancias te lo permiten, hacé. Hacé de todo, metete en todos lados, probá cosas nuevas, esforzate, invertí tiempo. Y luego vas descartando, y luego vas enfilando.

Mirá yo, estuve dos años así y ahora estoy super encarrilado.


Si querés saber más sobre mi nuevo trabajo, la mudanza y todos los detalles, seguime en mi canal de YouTube haciendo click acá.

4 comentarios en “Un mes de locos

  1. Muy buen post Nacho! Felicitaciones por el nuevo laburo y hogar. Saludos desde Misiones (Arg) y seguí con toda esa fuerza, está bueno ver cómo a alguien que le pone tantas ganas le va bien. Abrazo!

    Me gusta

  2. Leer tu blog y escuchar literal tu voz como en los vídeos de YouTube. Se transmite la pasión…me súper alegro! Vamos que no te para nadie 💪🏼 por más éxitos!! La Patagonia hace aguante 🇦🇷

    Me gusta

  3. Que genio Nacho! Transmitis mucho la felicidad por los cambios que hiciste y lo cómodo que estas, es una alegría para los que te seguimos ver como vas encaminado hacia lo que querés! Ahora quien te baja de la moto? 😂.
    Seguí así, que vas a llegar muy lejos! Saludos desde Trelew. Un abrazo y que todo te siga igual de bien

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s